05 marzo 2016

Publicado en:

¿A qué puede aspirar el PAN Sinaloa en 2016?

 
El PAN tuvo dos opciones de triunfo electoral rumbo a la elección de gobernador que habrá de celebrarse el primer domingo de junio de éste 2016. Las tuvo, si. ¿Las tiene?, ya no. Por un lado, Heriberto Félix Guerra se descartó porque no vió interés de parte de las dirigencias partidistas y, por el otro lado, Melesio Cuén decidió participar solo por el Partido Sinaloense.

El PRI ya tiene candidato, el PAS ya tiene candidato, el PRD ya tiene candidato y también hay un candidato Independiente. Resta que el PAN elija al suyo; son dos las cartas que tiene en la mano y ninguna tiene la presencia y la altura para colocarse en un sitio mejor que el tercer lugar. Así es, ni Martín Heredia ni Roberto Cruz podrán superar los votos de Melesio Cuén y Quirino Ordaz.

De hecho, la candidatura independiente de Frias Castro llama mucho más la atención que la de los panistas Cruz y Heredia, por lo que no es descabellado prever un escenario donde el PAN quede en cuarto lugar.

Sin embargo, una derrota electoral no es tan dolorosa como una derrota de ideales y principios, tal como la que vive el partido desde el triunfo de Malova en 2010. Dentro de Acción Nacional cala profundo la frase "ganar el gobierno, sin perder el partido", más fuerte cuando se compara el antes y el después de 2010. Antes tenían el partido, después Malova ganó el gobierno y los panistas perdieron al PAN.

El PAN en Sinaloa - como el lema de Manuel Espino Barrientos - debe volver a empezar. Debe ver, escuchar, considerar, convencer y empoderar a hombres y mujeres con ánimo de servir y no de servirse del pueblo, tal como hicieron antes con personajes como Heriberto Félix y Manuel Clouthier; y no como hacen hoy con los malqueridos de otros partidos, como Malova.

Los triunfos electorales no serán para el PAN que han controlado para sus fines Edgardo Burgos Marentes y Adolfo Rojo Montoya.

Lo máximo que puede lograr el PAN de Sinaloa en 2016 es recuperar una poca de la mucha dignidad que perdió en los últimos 5 años. Y no lo logrará si continua entregando candidaturas como si de una mercancía se tratara.